1. #1
    Miembro Sobresaliente
    Avatar de Oncina
    Fecha de ingreso
    27 oct, 17
    Mensajes
    657

    Una "breve" misiva de amor

    Buenos días.

    Espero que estés bien y seas feliz.




    Era el texto de mi carta hasta llegar a la despedida, no quería decir más, pero en el momento de decir adiós nada es suficiente. Porque cómo despedirme de ti. Te enumero las opciones para que me comprendas, comenzaré por las más manidas, las faltas de significado:

    Atentamente, afectuosamente, cordialmente… se despide… la primera demasiado formal, las dos siguientes insignificantes para expresar lo que siento.
    Me creo escritor, lo sabes, así que debes comprender que quiero reflejar con exactitud el movimiento del aire que se produce en mi estómago y sube hasta la garganta cuando tengo que decirte adiós.

    Por ese motivo debemos pasar a las despedidas más sentidas, sentimentales, sentimentaloides, lo que sean; analizaré para ti cada una de ellas y los motivos por las cuales las descarto:

    Un abrazo. ¿Cómo he de conformarme con un abrazo?, habría que añadir adjetivos: cálido, tierno, fuerte, interminable… no, interminable no, la carta debía ser corta y concisa; fuerte tampoco, no quiero un abrazo de machotes rompehuesos; tierno tampoco, que recuerde no somos hermanos, y cálido...
    ¿cuál sería la magnitud del calor? ¿en grados Celsius? No quiero ni quemarte ni pasarme de frío.

    Un beso, un beso es una serie de problemas de imposible solución, el primero de los asuntos a dilucidar es el lugar del ósculo, ninguna de las dos mejillas me sirven y en el medio encontramos la ecuación de las mil incógnitas, acabaría por convertir el beso en UN BESO en mayúsculas, lo escribo y puedo percibir tu temor al sentir en la lectura la intensidad del BESO, y a la vez no llegar a la fuerza que se abalanzó sobre mí en el verdadero beso, el carnal que aconteció antes de este BESO, muy mayúsculo y muy agradable, pero ficticio. Los besos formados con letras se evaporan, les falta el calor de tu respiración cruzándose con la mía, la sequedad de mis manos en tu rostro, la humedad en nuestras bocas y, sobre todo, les falta el resto de nuestros dos cuerpos atropellándose en un barullo igual de caótico que placentero.

    Así que nada de besos, ni BESOS, ni abrazos, ni siquiera debería mencionar Un saludo como posibilidad.

    Con amor, con cariño. Descartadas, eso se lo escribiré a mis hijos cuando los tenga y estén lejos.

    Siempre tuyo. Me encanta, a la vieja usanza, como si fuera un combatiente de una guerra lejana que se juega la vida cada día, creo que, si llegas a imaginarme así, te mueres de risa, ese soldado valeroso no soy yo.

    Existen otras opciones, aquellas que hablan de mis sentimientos hacia ti de modo directo y sin dobleces, literales. La primera de ellas es la que más dudas puede conllevar: Te quiere, y mi nombre detrás, como un patito feo al lado del cisne, pero vuelven a asaltarme las dudas, ¿Qué significará para ti? ¿Un querer familiar, amable, un cariño de aquellos que se conocen bien? ¿O un querer de pareja amorosa que se necesita? Me bastaría con saber que no pensarías nunca qué es un querer como objeto de posesión. Por suerte, o por desgracia, siempre hemos sido libres para tomar nuestras propias decisiones, escribo “por desgracia” porque estás lejos debido a ello.

    Te amo. ¡Toma ya! Hubo un tiempo en que nos lo decíamos y nos sabíamos correspondidos, hoy temo tirarme a la piscina y que no haya agua, o peor aún, que no haya fondo y pasar el resto de mi vida en una caída libre en MRUA (Movimiento rectilíneo uniformemente acelerado). Un golpe final que nunca acontece, eso es un “te amo” entre nosotros.

    Te necesito. Qué fea despedida. Oculta una gran verdad detrás, pero no expresa otras muchas verdades y supone una rendición, saber que mi orgullo ha perdido frente al tuyo, se torna casi una súplica, un quiéreme por caridad, eso es injusto, no puedes ir regalando tu amor al primero que lo necesite.

    Te deseo.
    Otra fea despedida, para decir algo que ya sabes y que no es ni una centésima parte de lo que significa nuestra relación. No la he contemplado nunca, se ha colado en esta enumeración ridícula, me pregunto porque es tan fuerte mi deseo y a la vez me conformaría con privarme de tu contacto sabiendo que estás a mi lado y me quieres.

    Te echo de menos. Me gusta, se va acercando, lo terrible es que el futuro también se conjugará con el mismo verbo. Es mejorable: Te echo de menos y te echaré de menos. Tiene su punto débil, le falta algo de cariño, un sentido más afectuoso, se pueden echar de menos momentos de la vida, incluso cosas. Además ese futuro anticipa que no estaremos juntos, me niego a escribirlo.



    Me he decidido porque el folio se acaba.


    Te añoro.

  2. #2
    Miembro Sobresaliente

    Fecha de ingreso
    17 jul, 17
    Mensajes
    887
    Es y será la más hermosa despedida que escribirás.
    No hace falta nada más.
    Poeta con corazón de León
    Ese eres tú.
    Recuerdalo porfavor.
    Ésta,
    Tu siempre amiga.

  3. #3
    Miembro Sobresaliente
    Avatar de Oncina
    Fecha de ingreso
    27 oct, 17
    Mensajes
    657
    Cita Iniciado por Aldonza Lorenzo Ver mensaje
    Es y será la más hermosa despedida que escribirás.
    No hace falta nada más.
    Poeta con corazón de León
    Ese eres tú.
    Recuerdalo porfavor.
    Ésta,
    Tu siempre amiga.

    Me alegra que te hayas pasado de nuevo después de tan largar ausencia.

    Te mando mis mejores deseos.
    Un abrazo amiga.

Marcadores

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  

Iniciar sesión

Iniciar sesión