1. #1
    Avatar de rosamaría
    Fecha de ingreso
    22 dic, 16
    Mensajes
    26

    Asuntos propios: El Hombre (4)

    Asuntos propios: El Hombre.




    4
    El obstáculo



    Con Pez arropado en mí posé los ojos en la superficie de los charcos. De dónde provenía la escasa visibilidad de la estancia. La penumbra dotaba al ambiente de acogedor. Con los peces (o culebrillas) en calma, bajo el agua, la sensación era de sosiego. ¿Unas por agua, otros por piedra? ¿Insistía en mi reyerta? ¿Se había prestado Pez? Aun sin haber visto la cueva en toda su extensión su transparencia distaba mucho de las formas de pensar.

    ―Puro ruido ―le oí decir a Pez.
    ―¿Escuchas los sueños? ― le pregunté a mi vez. Y regresé a casa sin pasar por ella. Recordándoles en su mayor parte como escombros, como restos de la devastadora cultura. De los que sin llamar, se prestan de ocasión.
    ―El movimiento.
    ―E intentas decir...
    ―El alimento, princesa, que necesitas de sustento.
    ―Oh, como el verbo al sueño… Justo y necesario ―completé―. ¿Qué me recomendarías? Eso sí, no antes del baño…

    Con aptitud o sin ella, después de todo, quien se vistió de confianza fue el lugar. Tanta, que no más rozar un pie con el agua saltó la alarma. Sin alboroto se hizo la luz. De nuevo, puestos en marcha, los peces se daban a los juegos. A sus piruetas y puntales saltos. ¿Ciegos? A cruzarse por entre los distintos charcos. A multiplicarse. Espectáculo, que visto desde este ángulo, desde abajo, abiertos en arcos, besaban techo. Artificios que contemplaba con entusiasmo y sin recelo. Maravillada, sin recuerdo de haber sentido o visto algo similar. Olvidé todo tipo de litigio; propio o ajeno. Hembras o no ―según Pez―, de por sí, el acariciar de las aguas, no dejaba poro seco.


    A solas vereda
    a pies descalzos,
    camino de trigo y hielo
    soy del paso
    tormento y descanso.

    A solas mecedora
    a tez desnuda,
    flor de cuna
    ausente de brazos
    amor y descaros.

    A solas ánfora
    de gruesa piel,
    espuma de agua clara
    solícita y callada.

    A solas derecho y revés
    hangar de plumas,
    maquillaje de miradas
    risas y habla.

    A solas llamas
    de fina tea
    luz soy con mi espalda.


    ―¿El agua busca la salida?―le pregunté. A donde llegaba mi alucine.
    ―Es la salida ―afirmó, Pez.
    Última edición por rosamaría; Hace 5 días a las 15:52

Marcadores

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  

Iniciar sesión

Iniciar sesión